Jaime Roos


Repasar su vida y carrera, generó en Jaime Roos "una sensación de psicoanálisis".
Foto: Santiago Cichero/AFV/La Nación

"Estoy harto de mi mismo, ¡no me aguanto más!", dice Jaime Roos durante una estadía en Buenos Aires para presentar, junto a su autora, Milita Alfaro, El montevideano, una voluminosa biografía de 500 páginas, publicada por Planeta. No es que el cantante y compositor haya entrado en una crisis personal que lo enfrente a sí mismo: la frase es consecuencia de haberse pasado los últimos cuatro años revisando su vida y obra, con la preparación del libro y la reedición de su discografía completa, "con el sonido restaurado, redigitalizado en alta resolución, y vuelto a remasterizar", apunta él.

Resulta extraño que, tratándose de un artista de su importancia y trayectoria, no existiera hasta ahora un libro dedicado a su vida y obra, pero Roos -con una de sus habituales metáforas futboleras- explica que fue porque "yo me había rehusado en distintas ocasiones. Cuando vi que se me venían los 60 años, me pareció que era un buen momento para pasar una primera raya básica".

Superada esa etapa de revisión, el presente es positivo para él. "En este momento me siento libre como hacía 40 años que no me sentía", dice. "Lo comparo con mi llegada a París en 1975, que caminaba a un metro del suelo. Era el ser más feliz del mundo… y tenía 80 dólares en el bolsillo para vivir el resto del año."

¿Cómo se escribió El montevideano?

Tuve dos años de charlas con Milita Alfaro. Puse a su disposición un archivo de 40 años de notas. Pero la biografía está abordada desde el punto de vista de la autora, es mi vida a través de su visión. Cuando leí el libro terminado, tuve la sensación del retratado, que siempre mira con cierta sorpresa el cuadro. Pero creo que la autora consiguió plasmar varias dimensiones de mi alma. No todas, porque eso sería imposible. Milita tiene una escritura tradicional y la visión de una historiadora de la cultura. Yo sabía que iba a ser así, y me atraía eso, quizás por mi pasión por la historia. Me interesaba que ella contara mi vida con rigurosidad cronológica y fáctica.

En el libro, el acento está puesto especialmente en la obra.

Mi mayor interés era echar luz sobre la obra, y creo que el libro lo logra, lo que me produce alegría. Confieso que me siento un poco incómodo opinando sobre un libro que se ha escrito sobre mí, pero es un alivio saber que todo lo que aquí se dice es verdadero, aunque no se dice toda la verdad.

La aparición del libro coincide con los 40 años de tu primer disco, Candombe del 31, y también con la reedición de toda tu discografía. ¿Fue algo pensado?

Fue algo casual, porque no hubo un acuerdo para que coincidieran estos dos proyectos, pero en definitiva, sale el libro y ya hay trece volúmenes de mi obra completa publicados [por el sello uruguayo Bizarro], de la mejor manera que pudimos. Van a ser 19 o 20 volúmenes, porque el partido sigue. En la actualidad estoy remezclando Fuera de ambiente y Si me voy antes que vos, y remasterizando Contraseña y Concierto Aniversario. El disco Si me voy antes que vos fue arruinado en la mezcla y en la masterización, y ésta es una especie de revancha histórica. Quienes lo escuchen van a notar una gran diferencia.

¿Cómo te afectó esta revisión de todo?

El libro y la edición de la obra completa produjeron en mí una sensación de psicoanálisis. Fueron cuatro años de trabajo. Como artista, siento una especie de privilegio de haber podido dejar mi obra presentada en las mejores condiciones, de aquí en más. Y con respecto al libro, me pasa lo mismo. Poder decir: "Esto quedó así, quedó bien, me siento en paz". En paralelo, me ha dado mucho dolor hacer este periplo, porque los recuerdos, sean malos o buenos, vienen envueltos en un celofán doloroso. En este momento comienzo a respirar, habiéndome liberado de mí mismo, y miro con entusiasmo el futuro.

Hay muchísima gente que ha interpretado tus canciones, pero supongo que Mercedes Sosa ocupa un lugar especial.

¡Imaginate! La mejor cantante de la historia latinoamericana. Entonces, que ella me dijera que "Si me voy antes que vos" parecía haber sido escrita para ella, incluso para su vida, y que la cantara como lo hizo, es uno de los premios espirituales que tuve en mi trayectoria artística.

Hace dos años dejaste de tocar en vivo, ¿por qué tomaste esa decisión?

Porque me sentía cansado, y ya no me daba ilusión subirme al escenario, cosa que me pasó en el 92 y en el 98, que estuve tres años sin tocar. Pero en esos períodos hice de todo: producciones para otros artistas, discos nuevos, música para cine y teatro, concreté cosas que quería hacer y para las cuales no tenía tiempo. El escenario es muy tirano, especialmente en mi caso, donde casi nunca pude armar infraestructuras de producción que me permitieran tocar, por un lado, y hacer mi vida por otro.

¿Tenés algún plan concreto para grabar o volver a tocar en vivo?

Precisamente, la libertad pasa por no saber lo que voy a hacer en octubre. Siento muchas ganas de plasmar unas cuantas canciones que tengo en órbita en la cabeza. Si considero que vale la pena hacer un disco porque hay algo nuevo para decir, lo haré. Vamos a resumirlo en una idea: en este momento, mi prioridad es escribir canciones, y tengo muchas ideas, estoy cargado de energía. Estoy viviendo épocas nuevas de mi vida, lo cual se traduce en cosas nuevas.

Lo Último

musica-2543153w300

Tom Petty, leyenda del rock, murió a los 66 años

El músico había sufrido un ataque cardíaco